diciembre 06, 2015

"Y allí el gaucho inteligente..."

26
Y apenas la madrugada
empezaba coloriar,
los pájaros a cantar,
y las gallinas a apiarse,
era cosa de largarse
cada cual a trabajar.

27
Este se ata las espuelas,
se sale el otro cantando,
uno busca un pellón blando,
este un lazo, otro un rebenque,
y los pingos relinchando
los llaman dende el palenque.

28
El que era pion domador
enderezaba al corral,
ande estaba el animal
bufidos que se las pela …
y más malo que su agüela,
se hacia astillas el bagual.

29
Y allí el gaucho inteligente,
en cuanto el potro enriendó,
los cueros le acomodó
y se le sentó en seguida,
que el hombre muestra en la vida
la astucia que Dios le dio.
. . . . .

Esas estrofas alusivas a los gauchos y a los caballos, se encuentran en el poema narrativo "El gaucho Martín Fierro" de José Hernández.

http://www.todo-argentina.net/Literatura_argentina/Biografias_de_literatura/jose_hernandez/Martin%20Fierro/index_mf.htm

noviembre 20, 2015

Quisiera darte una canción.


Quisiera darle una canción al mundo,
dulce, sin lágrimas,
un bálsamo para sus días más heridos.

Quisiera darle una canción al niño
que busca a su madre
y sólo encuentra la muerte.

Quisiera hacer que una canción arranque
tanta pena creciendo a mansalva.

Quisiera darle una canción al mundo,
pero la música

cayó de mis manos.

Daniela Karina Tomé

noviembre 10, 2015

Abismo

Adriana Clara Lorenzatti  (selfie labial)


Sé, lo presiento, que el pensamiento termina cuando es apabullado de decepción en el abismo mismo, vacío de palabras.
Redondeces infinitas de malos y ordinarios clavijeros. Tocan de oído pentagramas
sin encontrar la clave.
A quién le importa, si el infinito se ríe de desesperación porque sabe que morirá solo.


Adriana Clara Lorenzatti

octubre 09, 2015

Gandalín, escudero de Amadís de Gaula, a Sancho Panza escudero de don Quijote

Sancho y Gandalín
  Salue, varon famoso, a quien fortuna,
quando en el trato escuderil te puso,
tan blanda y cuerdamente lo dispuso,
que lo passaste sin desgracia alguna.

  Ya la açada o la hoz poco repugna
al andante exercicio; ya está en vso
la llaneza escudera, con que acuso
al soberuio que intenta hollar la luna.

  Embidio a tu jumento, y a tu nombre,
y a tus alforjas ygualmente imbidio,
que mostraron tu cuerda prouidencia.

  Salue otra vez, ¡o, Sancho! tan buen hombre,
que a solo tu nuestro español Ouidio
con buzcorona te haze reberencia.



Nota:
Miguel de Cervantes Saavedra, en su obra Don Quijote de la Mancha, utiliza al personaje "Gandalín", escudero del "virtuoso caballero Amadís de Gaula" que en este soneto le estaría hablando a Sancho Panza.
Lo que quiero destacar, es la forma en que ese soneto fluye como habla coloquial.



septiembre 19, 2015

Sin Final y sin Barreras.

Isabel Ramírez Carreón
Mirando de cerca al ocaso.
Me llegan tus etéreos mensajes.
Los percibo claramente
en la opacidad de esta noche
que cubre todo con su sombra.

Son frases que desbordan pasión.
Las bebo con avidez y deleite
en el hueco de mis manos,
corola de sedientas caricias.

Hoy el insomnio me ha permitido
que dibuje al centro y al margen
de tus perceptibles letras,
mi delirio: Tus labios.

De ese modo siento que me besas
y renazco a la alegría de la vida,
en el sortilegio de la caricia
de un amor sin final... y sin barreras.


17/09/15

septiembre 14, 2015

Ante un cuadro de Edward Hopper

Automat (1927), Edward Hopper

La soledad es un sapo taciturno
que contagia de gris lo que contemplan
sus pacientes ojos hemisféricos.

La soledad es un caracol flemático
que ensaliva sin diligencia techos y paredes.

La soledad es una perenne lluvia mínima
que penetra ladrillos, mármoles, mesas y sombreros.

La soledad es un abrazo que circunda
y que nunca desatiende a su presa.

La soledad, desde siempre deshabitada,
se colma si acaso de ecos de sí misma.

Y se nutre, la soledad, de multitudes urbanas
que pasan rozando armadas de muros de distancia.
  
––––––––––––––––––––––––––

Nota: 
Un "Automat" es un restaurante donde mediante máquinas expendedoras uno puede servirse un café o algún tipo de comida rápida. El primero se puso en marcha en Berlín en 1897.
Pedro Crespo

agosto 29, 2015

Luna tucumana

Yo no le canto a la Luna
porque alumbra y nada más,
le canto porque ella sabe
de mi largo caminar.

Ay, Lunita tucumana
tamborcito calchaquí,
compañera de los gauchos
en las noches de Tafí.

Perdido en las cerrazones
quién sabe vidita
por donde andaré;
mas cuando salga la Luna,
cantaré, cantaré;
a mi Tucumán querido
cantaré, cantaré.

Con esperanza o con pena
en los campos de Acheral
yo he visto la luna buena
besando el cañaveral.

En algo nos parecemos,
Luna de la soledad;
yo voy andando y cantando
que es mi modo de alumbrar.



Considerado el más importante músico argentino de folclore, Atahualpa Yupanqui (en quechua, el que viene de lejanas tierras para contar algo), seudónimo de Héctor Roberto Chavero Aramburu, nació en Juan A. de la Peña, partido de Pergamino, Argentina, el 31 de enero de 1908, falleció en Nîmes, Francia, el 23 de mayo de 1992).
Es el cantautor, guitarrista, poeta y escritor, que merece ser leído y oído por todo argentino.

agosto 28, 2015

Comida china

Y sin saber porqué
me quedo viendo el sol caer
otra vez.

El día terminó
mañana será un día igual,
un domingo con periódicos, normal.

No conectaba con tanta comida china
y tuve un breve lapso de mística química
con “Ketalar”.

Y sin saber porqué
me quedo viendo el sol caer
a tus pies.

El día terminó
mañana será un día igual
uno de esos días grises, todo mal.

Y sin saber porqué
me quedo viendo el sol caer
otra vez.


Glosario:
“comida china”: alusión a droga (que altera la mirada, como con ojos rasgados).
“Ketalar”: nombre con que se comercializa la ketamina.

Flaca

Me gusta las poesía en las canciones de Andrés Calamaro
"FLACA", uno de los temas de su álbum "Alta Suciedad"
es poesía con sutiles y bellas metáforas.

Flaca,
no me claves tus puñales por la espalda,
tan profundo,
no me duelen; no me hacen mal.

Lejos,
en el centro de la tierra,
las raíces del amor,
donde estaban quedarán.

Entre no me olvides
me dejé nuestro abriles olvidados
en el fondo del placar del cuarto de invitados;
eran tiempos dorados de un pasado mejor.

Y aunque casi me equivoco
y te digo poco a poco no me mientas,
no me digas la verdad, no te quedes callada,
no levantes la voz ni me pidas perdón.

Y aunque casi te confieso
que también he sido un perro compañero,
un perro ideal que aprendió a ladrar
y a volver al hogar para poder comer.

Flaca,
no me claves tus puñales por la espalda,
tan profundo,
no me duelen; no me hacen mal.

Lejos,
en el centro de la tierra,
las raíces del amor,
donde estaban quedarán.

-------------

agosto 27, 2015

Zamba de amor y mar

Dante Aníbal "Tito" Segura (1941-1990)
Que no te llegue triste mi cantar,
porque le puse una sonrisa a mi guitarra
para llenar de vida y de color
la soledad que va creciendo en tu mirada.
Mira que la luna esta partida en la mitad
y sin embargo alumbra igual.

Sólo por el gusto de cantar,
así deje que el viento inflara mi pañuelo.
Dueño de mi tiempo y capitán
me encaramé al palo mayor de tanto sueño.
Vine a caminarte con mi copla y continuar
que es largo mi camino igual.

Puedo llorar o sonreír.
Mi corazón se quedó aquí.
Mar del amor, Plata y Dolor,
con ojos de agua me veras partir.

Así como se le habla a una muchacha,
así como se quiere a una muchacha;
así empecé a quererte, Mar del Plata.
Desde la playa en que bañé mis tardes
hasta la noche que bebí en vino el alma simple de tus hijos.
Así contaré de  vos y el  misterio de ese vino.
Así le hablaré de vos a otro hermano del camino,
a aquel que no me espera pero al que encuentro siempre.
Y le diré que:

Me fui por esa costa a caminar
y dibujé mi rostro todo, piel de arena,
para quedarme un poco y perdurar...
y vino el agua y lo mezcló con tanta piedra.
Terco como siempre, por mi verso quedará
la huella de mi corazón

El nombre de Alfonsina me llevó
para  mostrarme el corazón de Mar del Plata,
aquella que en la muerte enalteció
todo el amor con que la nombra mi guitarra.
Crece en el recuerdo y no lo puedo remediar
un tiempo que me hará volver.

Puedo llorar porque me fui 
hasta mirar dentro de mi
dónde un país, eterno amor,
será por siempre el que me hará partir.

Mar del amor, Plata y Dolor,
con ojos de agua me veras partir

————————



Nota:
Nuestro folclore es muy variado. Por su amplia extensión hay muchas vertientes musicales con ritmos, instrumentos y timbres; que también involucra, bailes típicos y letras en conexión con el medio ambiente de su lugar de origen. La zamba es su música y canto más difundido.
“Zamba de amor y mar” fue escrita por el músico y poeta tucumano Dante Aníbal "Tito" Segura (1941-1990), durante su paso y estancia por estos pagos.

agosto 24, 2015

SAUCE


Lirismo de invierno, rumor de crespones,
cuando ya se acerca la pronta partida;
agoreras voces de tristes canciones
que en la tarde rezan una despedida.

Visión del entierro de mis ilusiones
en la propia tumba de mortal herida.
Caridad verónica de ignotas regiones,
donde a precio de éter se pierde la vida.

Cerca de la aurora partiré llorando;
y mientras mis años se vayan curvando,
curvará guadañas mi ruta veloz.

Y ante fríos óleos de luna muriente,
con timbres de aceros en tierra indolente,
cavarán los perros, aullando, ¡un adiós!


soneto de César Abraham Vallejo Mendoza
(Santiago de Chuco, Perú, 1892 – París, Francia, 1938) 

agosto 10, 2015

Minutos





Ver información en Wikipedia

El clip que se menciona, pueden verlo AQUÍ

Fuiste tú

NOTA:

Es bueno conocer los gustos de la gente. Aprecio a las personas que son sinceras en expresarlos. Y Arjona es una persona especial para que no te guste o para que te guste. Porque como poeta, sus poesías son canciones y como músico, su música es la forma de expresarse como trovador, aunque también es de discutir si es poeta, músico o trovador. ¿Qué es Arjona?

Varias veces me pregunté a qué se debe la onda de odiar lo tanto. Busqué por Google y me topé con miles de razones, escritas desde los más sanguíneos y contumaces odios, hasta los más lelos sarcasmos.

Porque donde Ricardo Arjona a los veinticuatro años se abrió camino cantando en la calle Florida, Buenos Aires; aquí mismo, en Argentina, algunos le tienen recalcitrante y odioso desprecio (sic).



A veces me da la impresión que quienes lo odian pretendieran estar en ciertos grupos, niveles o estatus.

Yo me hago ciertas preguntas:
¿Será tanta esa presión de la simple moda de odiarlo sin más?
¿Tendrá ciertas connotaciones políticas?
¿Se habrá consolidado al abrigo de las críticas del Fito Páez del año 2010?

Pero de lo que estoy seguro es que Arjona está vigente con sus canciones desde hace treinta años. Y, por supuesto, catorce álbumes de estudio, dieciséis álbumes de recopilación, dos álbumes en vivo, cuarenta y ocho sencillos, y varios premios, son suficientes “razones” para que lo odien...

Dejo este tema ahora, donde lo mejor es la interpretación original con Gaby Morelo.
¡Me gusta!
____________

Nota: Si les interesa la poesía, vean ”EL PROBLEMA”

agosto 06, 2015

El problema

Nota:
Las anáforas contribuyen al cometido de esta poesía:
con la repetición de la frase “El problema” al principio de la mayoría de los versos; de la interjección "Cómo" en algunos otros, y de la conjunción "Si" en un par de ellos, va revelando gradualmente su conflictivo sentimiento y la necesidad de encontrarle una solución.

El problema no fue hallarte,
el problema es olvidarte.
El problema no es tu ausencia,
el problema es que te espero.
El problema no es problema,
el problema es que me duele,
El problema no es que mientas,
el problema es que te creo.

El problema no es que juegues,
el problema es que es conmigo.
Si me gustaste por ser libre,
quién soy yo para cambiarte.
Si me quedé queriendo solo,
cómo hacer para obligarte.
El problema no es quererte,
es que tú no sientas lo mismo.

Y cómo deshacerme de ti, si no te tengo.
Cómo alejarme de ti, si estás tan lejos.

Cómo encontrarle una pestaña
a lo que nunca tuvo ojos
.
Cómo encontrarle plataformas
a lo que siempre fue un barranco
.
Cómo encontrar en la alacena
los besos que no me diste
.

Y cómo deshacerme de ti, si no te tengo.
Cómo alejarme de ti, si estás tan lejos.
Y es que el problema no es cambiarte,
el problema es que no quiero.

El problema no es que duela,
el problema es que me gusta.
El problema no es el daño,
el problema son las huellas.
El problema no es lo que haces,
el problema es que lo olvido.
El problema no es que digas,
el problema es lo que callas.

Y cómo deshacerme de ti, si no te tengo.
Cómo alejarme de ti, si estás tan lejos.

El problema no fue hallarte,
el problema es olvidarte.
El problema no es que mientas,
el problema es que te creo.
El problema no es cambiarte,
el problema es que no quiero.
El problema no es quererte,
Es que tú no sientas lo mismo.
El problema no es que juegues,
El problema es que es conmigo.


Édgar Ricardo Arjona Morales 
(Jocotenango, Guatemala,19 de enero de 1964)

julio 08, 2015

Afiches

Cruel en el cartel,
la propaganda manda cruel en el cartel,
y en el fetiche de un afiche de papel
se vende la ilusión,
se rifa el corazón...
Y apareces tú
vendiendo el último jirón de juventud,
cargándome otra vez la cruz.
¡Cruel en el cartel, te ríes, corazón!
¡Dan ganas de balearse en un rincón!

Ya da la noche a la cancel
su piel de ojera...
Ya moja el aire su pincel
y hace con él la primavera...
¿Pero qué?
si están tus cosas pero tú no estás,
porque eres algo para todos,
como un desnudo de vidriera...
¡Luché a tu lado, para ti,
por Dios, y te perdí!

Yo te di un hogar...
¡Siempre fui pobre, pero yo te di un hogar!
Se me gastaron las sonrisas de luchar,
luchando para ti,
sangrando para ti...
Luego la verdad,
que es restregarse con arena el paladar
y ahogarse sin poder gritar.
Yo te di un hogar...
–¡fue culpa del amor!–
¡Dan ganas de balearse en un rincón!

                                       Homero Expósito (19181987)




Cómo es y cómo surge un verso tan magistral:
(el surrealismo)
Aclaro, aunque ya se sepa, que “surrealismo” es una palabra tomada del francés “surréalisme”, pero por su significado deberíamos llamar superrealismo” (ver DRAE) ya que cuando el escritor se deja impulsar por el automatismo psíquico sin la intervención controladora de la razón, se sobrepasar lo real… Así se logra ese superrealismo; sobrepasando lo real llegando a ser como más real que lo real (sic).

Qué trascendental significado contiene:
(el aspecto psicológico)
Para una buena comprensión de esta poesía, pueden ver un artículo que aparece en la Revista Digital "Virtualia": 
 “LO QUE LA SUBLIMACIÓN ENSEÑA – Cruel en el Cartel… – Gustavo Sobel”

junio 05, 2015

Nos sobran los motivos - La canción más hermosa

(Recitado de introducción a "Nos sobran los motivos")
LA CANCIÓN MÁS HERMOSA DEL MUNDO 

Les presento a mi abuelo bastardo. A mi esposa soltera.
Al padrino que me apadrinó en la legión extranjera.
A mi hermano gemelo patrón de la merca ambulante.
A mi tío el marino que tuvo un sobrino cantante.

Al putón de mi prima Carlota y su perro salchicha.
A mi chupa de cota de malla contra la desdicha.
Mariposas que cazan en sueños los niños con granos,
cuando sueñan que abrazan a Venus de Milo sin manos.

Me libré de los tontos por cientos, del Trento del business
dando clases en una academia de cantos de cisne.
Heredé una botella de ron de un clochard moribundo.
Yo quería escribir la canción más hermosa del mundo.

abril 22, 2015

Cultivo una Rosa Blanca


Cultivo una rosa blanca
en junio como en enero,
para el amigo sincero,
que me da su mano franca.

Y para el cruel que me arranca
el corazón con que vivo,
cardo ni ortiga cultivo
cultivo una rosa blanca.

José Martí

abril 21, 2015

Nos sobran los motivos

Esta sala de espera sin esperanza,
estas pilas de un timbre que se secó
este helado de fresa de la venganza
esta empresa de mudanza
con los muebles del amor.

Esta campana muda en el campanario,
esta mitad partida por la mitad,
estos besos de Judas, este calvario,
este look de presidiario,
esta cura de humildad.

Este cambio de acera de tus caderas,
estas ganas de nada menos de ti
este arrabal sin grillos en primavera,
ni espaldas con cremalleras,
ni anillos de presumir.

Esta casita de muñecas de alterne
este racimo de pétalos de sal
este huracán sin ojos que lo gobiernen
este jueves, este viernes
y el miércoles que vendrá.

No abuses de mi inspiración,
no acuses a mi corazón
tan maltrecho y ajado
que está cerrado por derribo.

Por las arrugas de mi voz
se filtra la desolación
de saber que éstos son
los últimos versos que te escribo.

¡Para decir "con Dios" a los dos
nos sobran los motivos!

♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪

Este nido de pájaro disecado
este perro andaluz sin domesticar
este trono de príncipe destronado
esta espina de pescado
esta ruina de Don Juan.

Este nido de pájaro disecado
este perro andaluz sin domesticar
este trono de príncipe destronado
esta espina de pescado
esta ruina de Don Juan.

Esta lágrima de hombre de las cavernas
esta horma de zapato de Barba Azul,
qué poco rato dura la vida eterna
por el túnel de tus piernas,
entre Córdoba y Maipú.

Esta guitarra cínica y desnutrida
con su terco “knock, knockin' on heaven's doors”,
estos labios que saben a despedida
a vinagre en las heridas
a pañuelo de estación.

Este Land Rover aparcado en tu duda
la rueca de Penélope en Luna Park
estos ojos que saben que te desnudan
esta caracola viuda
sin la pianola del mar.

No abuses de mi inspiración,
no acuses a mi corazón
tan maltrecho y ajado
que está cerrado por derribo.

Por las esquinas de mi voz
se filtra la desolación
de saber que éstos son
los últimos versos que te escribo;

No abuses de mi inspiración,
no acuses a mi corazón
tan maltrecho y ajado
que está cerrado por derribo.

Por las arrugas de mi voz
se filtra la desolación
de saber que éstos son
los últimos versos que te escribo;

¡Para decir "con Dios" a los dos
nos sobran los motivos!



--------------- Joaquín Sabina

abril 12, 2015

EL CELAJE

 soneto
¿A dónde fuiste, amor; a dónde fuiste?
Se extinguió en el poniente el manso fuego,
y tú que me decías: "Hasta luego,
volveré por la noche"... ¡No volviste!

¿En que zarzas tu pie divino heriste?
¿Que muro cruel te ensordeció a mi ruego?
¿Que nieve supo congelar tu apego
y a tu memoria hurtar mi imagen triste?

¡Amor, ya no vendrás! En vano, ansioso,
de mi balcón atalayando vivo
el campo verde y el confín brumoso.

Y me finge un celaje fugitivo
nave de luz en que, al final reposo,
va tu dulce fantasma pensativo.

Amado Nervo  (1870-1919) 
poeta prosista mexicano

febrero 10, 2015

IV. El pulpero. A buena cuenta

IV. El pulpero. A buena cuenta


104
José Hernández (1834-1886)
Seguiré esta relación,
aunque pa chorizo es largo:
el que pueda hágase cargo
cómo andaría de matrero,
después de salvar el cuero
de aquel trance tan amargo.

105
Del sueldo nada les cuento,
porque andaba disparando;
nosotros de cuando en cuando
solíamos ladrar de pobres:
nunca llegaban los cobres
que se estaban aguardando.

106
Y andábamos de mugrientos
que el mirarnos daba horror;
les juro que era un dolor
ver esos hombres, ¡por cristo!
En mi perra vida he visto
una miseria mayor.

107
Yo no tenía ni camisa
ni cosa que se parezca;
mis trapos sólo pa yesca
me podían servir al fin…
no hay plaga como un fortín
para que el hombre padezca.

108
Poncho, jergas, el apero,
las prenditas, los botones,
todo, amigo, en los cantones
jue quedando poco a poco;
ya me tenían medio loco
la pobreza y los ratones.

109
Sólo una manta peluda
era cuanto me quedaba
la había agenciao a la tabla
y ella me tapaba el bulto;
yaguané que allí ganaba
no salía– ni con indulto.

110
Y pa mejor hasta el moro
se me jue de entre las manos;
no soy lerdo pero, hermano,
vino el comendante un día
diciendo que lo quería
pa enseñarle a comer grano.

111
Afigúrese cualquiera
la suerte de este su amigo,
a pie y mostrando el umbligo,
estropiao, pobre y desnudo;
ni por castigo se pudo
hacerse más mal conmigo.

112
Ansí pasaron los meses,
y vino el año siguiente,
y las cosas igualmente
siguieron del mesmo modo:
adrede parece todo
pa atormentar a la gente.

113
No teníamos más permiso,
ni otro alivio la gauchada,
que salir de madrugada,
cuando no había indio ninguno,
campo ajuera a hacer boliadas
desocando los reyunos.

114
Y cáibamos al cantón
con los fletes aplastaos,
pero a veces medio aviaos
con plumas y algunos cueros,
que pronto con el pulpero
los teníamos negociaos.

115
Era un amigo del jefe
que con un boliche estaba;
yerba y tabaco nos daba
por la pluma de avestruz,
y hasta le hacía ver la luz
al que un cuero le llevaba.

116
Sólo tenía cuatro frascos
y unas barricas vacías,
y a la gente le vendía
todo cuanto precisaba…
algunos creiban que estaba
allí la proveduría.

117
¡Ah, pulpero habilidoso!
Nada le solía faltar.
¡Ahijuna!, Para tragar
tenía un buche de ñandú;
la gente le dio en llamar
el boliche de virtú.

118
Aunque es justo que quien vende
algún poquito muerda,
tiraba tanto la cuerda
que, con sus cuatro limetas
él cargaba las carretas
de plumas, cueros y cerda.

119
Nos tenía apuntaos a todos
con más cuentas que un rosario,
cuando se anunció un salario
que iban a dar, o un socorro;
pero sabe Dios qué zorro
se lo comió al comisario;

120
pues nunca lo vi llegar,
y al cabo de muchos días
en la mesma pulpería
dieron una güena cuenta,
que la gente muy contenta
de tan pobre recibía.

121
Sacaron unos sus prendas,
que las tenían empeñadas;
por sus deudas atrasadas
dieron otros el dinero;
al fin de fiesta el pulpero
se quedó con la mascada.

122
Yo me arrescosté a un horcón
dando tiempo a que pagaran,
y poniendo güena cara
estuve haciéndome el poyo,
a esperar que me llamaran
para recibir mi boyo.

123
Pero ahi me puede quedar
pegao pa siempre al horcón,
ya era casi la oración
y ninguno me llamaba;
la cosa se me ñublaba
y me dentró comezón.

124
Pa sacarme el entripao
vi al mayor, y lo fi a hablar;
yo me lo empecé a atracar,
y como con poca gana
le dije: tal vez mañana
acabarán de pagar.

125
¡Que mañana ni otro día!,
Al punto me contestó:
la paga ya se acabó;
¡siempre has de ser animal!
Me raí y le dije: yo…
no he recebido ni un rial.

126
Se le pusieron los ojos
que se le querían salir,
y ahi no más volvió a decir
comiéndome con la vista:
¿y qué querés recibir
si no has dentrao en la lista?

127
Esto sí que es amolar­,
dije yo pa mis adentros;
van dos años que me encuentro
y hasta aura he visto ni un grullo;
dentro en todos los barullos
pero en las listas no dentro.

128
Vide el pleito mal parao
y no quise aguardar más…
es güeno vivir en paz
con quien nos ha de mandar;
y reculando pa atrás
me le empecé a retirar.

129
Supo todo el comendante
y me llamó al otro día,
diciéndome que quería
aviriguar bien las cosas…
que no era el tiempo de rosas,
que aura a naides se debía.

130
Llamó al cabo y al sargento
y empezó la indagación:
si había venido al cantón
en tal tiempo o en tal otro…
y si había venido en potro,
en reyuno o redomón.

131
Y todo era alborotar
al ñudo, y hacer papel;
conocí que era pastel
pa engordar con mi guayaca;
mas si voy al coronel
me hacen bramar en la estaca.

132
¡Ah, hijos de una…! ¡La codicia
ojalá les ruempa el saco!
Ni un pedazo de tabaco
le dan al pobre soldao,
y lo tienen, de delgao,
más ligero que un guanaco.

133
Pero qué iba a hacerles yo,
charabón en el desierto;
más bien me daba por muerto
pa no verme más fundido:
y me les hacía el dormido
aunque soy medio despierto.

Del libro: "Martín Fierro"
http://www.todo-argentina.net/Literatura_argentina/Biografias_de_literatura/jose_hernandez/Martin%20Fierro/index_mf.htm

febrero 08, 2015

CANCIÓN DE ADIÓS

Fuiste la luz de mi vida
y mi musa preferida
pero todo se acabó;
fuiste mi cruz de rosario
mi suerte en el calendario
la dueña de mi colchón.

Fuiste un tango puro y duro
escrito en papel oscuro
que no quiero ni cantar;
una guitarra sin cuerdas
un collar falso de perlas
que nunca vieron el mar.

Fuiste un jardín de malvones
un vinilo sin rayones
una dama de verdad
que duro quince minutos
y ahora me dejas el luto
de no querer verte más

Fuiste una Lady Madonna
fuiste un gol de Maradona
fuiste la mano de dios;
fuiste todo pero fuiste
yo no sé si me entendiste
que te estoy diciendo adiós

Fuiste “El día que me quieras"
fuiste Gardel y Le Pera
y la Isla de Camarón
fuiste en Madrid, Hortaleza
y en Buenos Aires princesa
reina de mi corazón.

Fuiste la luz de mi vida
y mi musa preferida
que ya no puedo expirar
ni un canto ni una ranchera
ni un solo verso siquiera
solo esta canción de adiós

Fuiste la luz de mi vida
y mi musa preferida
que ya no pueda expirar
ni un tango ni una ranchera
ni un solo verso siquiera
solo esta canción de adiós.

Y este fue mi testamento
de un amor que de contento
no me dejó ni el sudor
solo queda despedirme
con voz ronca pero firme
el mal trago ya paso.

Medio vals mitad ranchera
le pongo el nombre que quieras
y lo pinto rock and roll
aquí adelante de todos
le estoy diciendo a mi modo
te estoy diciendo a mi modo:
¡Buena suerte, chau, adios!


"Canción de adiós" del cantautor COTI
Roberto Fidel Ernesto Sorokin Espasa
(n. Rosario, Santa Fe, Argentina, 1973)

enero 07, 2015

¿Cómo se consiguen los olvidos?


No puedo o simplemente no consigo
prescindir de tu recuerdo entre mis cosas
interrumpes mis momentos y mis libros
me asaltas y te anoto entre mis glosas

No alcanzo a proponerte en mis olvidos
y de aquello no resuelto eres la diosa
vanos son de enterrarte mis intentos
e inútil el reemplazo de tu boca.-

Mi desafío es borrarte de mi vida
confesándome vencido a toda hora
me doblega recurrente la nostalgia
y vencido me entrego a la deshonra

De tu erario yo soy la pertenencia
en mi inventario no encuentro tu persona
despareja realidad esta falencia
que por amor me lleva a la zozobra


Enrique Páez Márquez
22 de Mayo de 2010
Tucumán - Argentina

NOTA: Con Enrique disfrutamos compartir nuestros escritos desde el 27 de junio de 2008, aunque no llegamos a conocernos en persona. Durante un tiempo me llamó la atención no verlo, hasta que lamenté enterarme que falleció el 14 de agosto de 2010